Cuando estaba en el colegio, las maestras solían pedirme una tarea que me asustaba hacer y entregar. La tarea consistía en escribir una historia sobre las vacaciones de verano. Yo me quedaba de piedra, porque no sabía qué escribir ni cómo escribirlo. Ni siquiera me parecían vacaciones interesantes, ¿cómo iba a escribir sobre ese tema? Claro está, si me hubieran dicho, escribe sobre lo que más te gusta hacer, eso hubiera sido distinto.

Y luego me pasa igual cuando llevo tiempo que no escribo algo en mi blog ¿Qué escribo? ¿sobre qué escribo? ¿sobre qué debo escribir? y es ahí cuando me bloqueo. Deber, no querer.

Me digo, siéntate y lo terminarás. Así que ahora estoy delante de mi ordenador y abro una página en blanco para escribir un post (vaya, una publicación) para mi blog y me quedo igual que la página, en blanco. Mientras pienso en qué escribir me entra una llamada al móvil y la atiendo o quizás me acuerde que tengo un compromiso en una hora, o quizás aparezca uno de mis hijos por esa puerta y grite ¡Mamaaaaaaaaaa! ¡Tengo hambre!  ¡Uff! Dos o tres horas después me recuerdo a mí misma que tengo que sentarme a escribir un artículo. Me siento de nuevo, comienzo a escribir una línea y la borro, comienzo otra, y la borro también. No se ni por dónde empezar. ¡Vale! Ya se. Voy a prepararme algo caliente a ver si me inspiro. Y… me llaman para hacer otra cosa o ¡ya la busco yo! Al final no me concentro para volverme a sentarme a escribir y así paso otro día diciéndome, mañana lo escribo.

¿Te pasa esto a ti? ¿te bloqueas y te distraes? ¿no sabes sobre qué escribir? ¿por dónde empezar?

Bueno, definitivamente hay que establecer una estrategia. Un método sistemático para conseguir un arsenal de temas para escribir. Si tú sufres de bloqueo para escribir publicaciones, se te agotan los temas y te distraes, revisa estas cinco preguntas claves para solucionarlos y crear tu planificación semestral y mensual de artículos. Con los consejos y plantillas que te doy, podrás salir de este bloqueo y comenzar a escribir tus artículos en poco tiempo.

5 Preguntas claves conseguir un arsenal de temas para tu blog

 

1. ¿Haz reservado un tiempo para hacer esta actividad?

¿No? Pues destina un momento de un día de esta semana para planificar. Tómate una hora para sentarte a realizar este ejercicio. Una opción puede ser que te lleves tu ordenador portátil sin cable a un sitio tranquilo donde no te interrumpan o a una cafetería, y le destines una hora a este ejercicio.

Lo acabarás antes que se agote la batería. No te conectes a Internet mientras realices el ejercicio (bájate la guía con todos los pasos), así no te distraerás. Quítale el sonido a tu móvil por este tiempo y concéntrate en terminarlo en el tiempo que te propones. Verás que la creatividad fluye después que escribas varios temas para tus artículos.

Otra opción es que imprimas las plantillas que hay al final del artículo y hagas los ejercicios. Tendrás tu planificación en un plis plas.

2. ¿Qué propósito tiene el post que escribes?

Primero, lo primero, ¿para qué escribes? ¿Cuál es el propósito de tus artículos?

Hay varios motivos para escribir artículos en tu blog. Quizás te sirvan para:

  • Lograr que te conozcan como un experto en el tema
  • Conseguir aumentar tus suscriptores a tu lista
  • Promocionar algún servicio o producto
  • Crear la necesidad de tu producto o servicio
  • Expandirte en un nuevo mercado
  • Aumentar tus beneficios
  • Apuntar a nuevos clientes
  • Que conozcan y aprecien tu negocio o tu marca
  • Aumentar la presencia en tus redes sociales
  • Lanzar nuevos productos o servicios

Para que tu contenido produzca estos resultados, debe conducir a tus lectores a realizar una acción, ya sea compartir el contenido, suscribirse a tu lista,  comprar el producto o ayudarles a saber que eres un experto que los puede ayudar ¿Y esto cómo se logra? Proporcionando valor agregado en tu contenido y conociendo a tu audiencia. Esto nos lleva a la tercera pregunta.

3. ¿Quién es esa persona perfecta al que destinas tu contenido?

Conoce y entiende a tu audiencia. Para poder darle un contenido de calidad a tu audiencia, y que además le des algo que les interese, lo lean y les importe, debes saber primero quién es tu audiencia. Así podrás dirigirte a ellos o ellas en particular. Tus lectores no son todos los millones de personas que acceden a Internet. Son un público particular. Incluso por cada tipo de producto o servicio que ofreces, tendrás un tipo de cliente diferente, y para cada uno de ellos deberás crear un personaje ficticio, un Avatar de Cliente Ideal.

Supongamos que deseas publicar artículos para que te conozcan como experto o experta en tu área y conozcan de qué va tu negocio. Define un avatar de cliente ideal que estaría interesado en tus servicios.

Comienza por imaginar cuáles son sus datos demográficos. Edad, Sexo, Ubicación, Ocupación, Casado, soltero, con hijos o no, ingresos, nivel educativo, personalidad, estilo de vida, comportamiento, opinión sobre el mundo, valores, intereses y hobbies.

Crea ahora tu personaje ficticio o avatar de tu cliente ideal con toda esta información. O sea, ¡¡escribelo!! Con ayuda de la plantilla que está al final del artículo podrás hacer este ejercicio fácilmente.

4. ¿Cómo tu contenido añade valor a este cliente ideal?

Para obtener resultados a partir de tu contenido, debes llegarle a este cliente ideal de alguna manera. Tu contenido lo debe percibir como algo relevante y útil. Debe añadirle valor.

Te voy a dar una lista de preguntas que te van a ayudar a encontrar ideas para tus publicaciones, utilizando la técnica de lluvia de ideas. Cada pregunta evocará una o más respuestas, que se convertirán en ideas para tus publicaciones.

Genera 50 ideas para tu blog

Comienza por generar unas 50 ideas para tu blog. Así que toma lápiz y papel y comencemos. Vamos a ello. Empieza por preguntarte:

  • ¿Sobre qué quieres hablar o compartir? ¿Qué te emociona? ¿qué encuentras que sea valioso e interesante para compartir? Puedes inspirar a tus lectores con historias que sean emotivas y con las que puedan empatizar.
  • ¿Qué libros han sido valiosos para ti y te han inspirado? Puedes compartir con tus lectores lo que has aprendido de estas lecturas y las experiencias inspiradoras que han resultado de ello.
  • ¿Sobre qué temas tienes conocimientos que quieras enseñar? Al educar a tus lectores con información útil y escribir reportes o informes útiles, les puedes ayudar a tomar una decisión o a resolver un problema.
  • Dale a tus lectores:  plantillas, hoja de ejercicios,  lecturas adicionales o checklist que puedan implementar, de manera que el lector pueda poner en práctica lo que enseñas y de esta manera creas valor en tu contenido.

Revisa ahora tu personaje de cliente ideal que creaste anteriormente.

Ponte en sus zapatos y contesta:

  • ¿Qué es lo que le entretiene? Una manera de agregar valor a tu contenido es entreteniendo a tus lectores al agregar contenido que les sorprenda, haciéndolos reír o emocionarse.
  • ¿Qué o sobre qué es lo que más quiere saber?
  • ¿Cuáles son las preguntas que le persiguen?
  • ¿Cómo puedes ayudar a tu cliente ideal (o real) en este momento?
  • ¿Cuáles son los miedos que tiene?
  • ¿En qué está confundido o confundida?
  • ¿Qué información está continuamente buscando?
  • ¿Qué hará que le diga a sus amigos y amigas, “tienes que ver esto…”?
  • ¿Qué información le ayudaría a comprar o contratar tus servicios?
  • ¿De qué se la pasa hablando todo el día?
  • ¿Cuáles son los errores más grandes que ha cometido?

Usa estas preguntas para dejar que tu mente genere tantas ideas como sea posible. No las cuestiones todavía. Deja que fluyan. Si generas más de 50 ideas, mucho mejor. Enuméralas ahora.

Consigue más ideas

  • Presta atención cuando tus clientes o amigos te hacen una pregunta sobre un tópico que conoces bien en tu negocio. Anótala, eso te servirá para escribir sobre ese tópico porque a lo mejor otra persona se está haciendo la misma pregunta y tú puedes ser quien se la conteste.
  • Conviértete en un detective y pregúntale a tus clientes reales cuáles son sus necesidades, sus deseos y cómo puedes ayudarlos (claro está, dentro del ámbito de tu negocio). Sus respuestas te darán ideas de temas para escribir artículos.

Selecciona las mejores 24 ideas para tu blog

Mira tu lista y escoge 24 de las 50 ideas que creas que le provean mayor valor a tu audiencia y que estarán felices de compartirlas. Selecciónalas con un color o marca. No hace falta que las vuelvas a escribir.

Recuerda: selecciona ideas que te emocione escribir y compartir y que tu audiencia le encantará leer, ver y también compartir. Ideas que entretengan, inspiren o eduquen. O ideas que les convenzan de creer en tus servicios y productos ¿Lo tienes?

Organiza la lista de 24 ideas para tu blog por categoría

Si exprimiste tu mente para seleccionar tus 24 ideas para post, ahora toca organizarlos por categoría. Anota al lado de cada idea, una categoría a la que puede pertenecer ¿Por qué? porque así podrás ir variando los temas por categoría a lo largo del mes. Termina de organizarlas ahora.

5. ¿Haz planificado y organizado tus artículos en un calendario?

¿No? Ya es hora de transferir los tópicos a tu calendario. Decide con qué frecuencia escribirás en tu calendario ¿Una vez al mes? ¿A la semana? ¿Dos o tres veces por semana? Transfiere los temas a tu agenda o a tu calendario de Google, si tienes uno. También puedes utilizar la plantilla que te puedes descargar al final de este artículo.

No olvides tomar en cuenta los días feriados, también pueden ser una fuente de inspiración para publicar un artículo. Puedes utilizar un calendario como el que aparece a continuación para planificar tus publicaciones. Al final del artículo tendrás esta plantilla disponible.

¡Listo! Ya tienes planificado tus seis meses con tópicos para tus publicaciones, escribiendo un artículo por semana.

Ahora, si quieres planificar en más detalle tu mes a mes, a continuación, te presento un planificador mensual, en caso que publiques una vez a la semana. Este planificador incluso te ayudará a estar pendiente de compartirlo en las redes sociales y de recordar realizar tu copia de seguridad al menos una vez al mes y de realizar todas las actualizaciones de plugins, tema y de WordPress. Te lo podrás descargar como plantilla más abajo.

planificación semanal del blog

Resumiendo

Las cinco preguntas claves que debes hacerte para generar ideas para tu blog y organizarlas son:

  • ¿Haz reservado un tiempo para esta actividad de planificación?
  • ¿Qué propósito tiene el post que escribes?
  • ¿Quién es esa persona perfecta para tu contenido?
  • ¿Cómo este contenido añade valor a tu cliente ideal?
  • ¿Haz planificado y organizado tus artículos en un calendario?

No olvides que tienes todas las plantillas para realizar todos estos ejercicios en el enlace de abajo. Bájalas, imprímelas y trabaja con tu planificación. Así puedes sentarte tranquilamente a llenarlas sin que te conectes a Internet. No hay excusas. Incluso las puedes ir llenando mientras estás con el baby, yeah!

Si ya terminaste, te felicito. Haz dado el primer paso para lograr publicar contenidos de calidad. Y sí que te digo. Mejorar en publicación de contenidos es una actividad interesante en la que siempre estás aprendiendo.

Y ahora que ya has encontrado los temas para escribir y has superado tu bloqueo, el siguiente paso es aprender a escribir artículos para ganarte a tu audiencia.

Próximamente: Cómo escribir un artículo en tu blog – Una fórmula sencilla +  checklist gratis.

Si este artículo te ha parecido útil 😉 compártelo con quien le pueda interesar o mejor aún, suscríbete a mi lista para recibir directamente en tu buzón de correos, recursos gratuitos y útiles como éste.

Share This